Abrir Menú Móvil
Teletón México
Descubre qué habrá en el nuevo Crit Baja California

Problemas de comunicación en niños hipoacúsicos

Por: Teletón México 13-08-2015
¿Qué es el lenguaje?... ¿qué pasa con los niños hipoacúsicos?, ¿por qué tenemos niños en terapia que llevan años y tienen tantos problemas de lenguaje y como consecuencia de aprendizaje?

Para responder éstas preguntas, lo primero que tenemos que entender que el lenguaje es una facultad, un conocimiento alojado en la mente, que está allí, incluso cuando no se utiliza. Es por lo tanto un sistema mental de conocimiento que forma parte del equipo con el que nace el niño y que a través de la interacción con el entorno, crece desde su estado inicial hasta alcanzar su forma definitiva en la edad adulta (Lorenzo, 1996).

Para el psicólogo Steven Arthur Pinker (1999) el lenguaje es universal por el simple hecho de que los niños de cualquier región lo reinventan generación tras generación, recalcando que no es porque se les enseñe o porque sean muy listos, sino por el simple hecho de no poder evitarlo.

Si el niño viene desde nacimiento con información genética que lo va a llevar a desarrollar el lenguaje, lo único que necesita es el input correcto para lograrlo… entonces, ¿qué pasa con las personas hipoacúsicas?

Desde que un bebé está en el vientre de su madre, está recibiendo todo el tiempo, información del medio. En la semana 18 un bebé tiene formado el oído interno y puede escuchar todo lo que pasa en el exterior.

Las personas hipoacúsicas no logran recibir tal información del medio y por lo tanto limita su capacidad de incrementar la complejidad en su expresión; en consecuencia, su comprensión del mundo se basa en el presente y su realidad concreta, en cosas tangibles y visibles.

El niño hipoacúsico necesita volver a integrar su sistema y nosotros como especialistas en el área, debemos de planear la estrategia individual, para buscar las posibilidades y herramientas aplicables al niño, logrando que reciba la estimulación necesaria.

Una de las herramientas que, en mi opinión, es la mejor opción para lograr que el niño hipoacúsico se integre a la sociedad, y en específico al mundo de los normo-oyentes, es la oralización, pero es imposible pensar que con una sola metodología se logre estimular todas las áreas que integran al niño. En general un niño oralizado puede transmitir un mensaje y darse a entender, aunque no tenga un orden ni una estructura adecuada, por ejemplo: “yo ayer comer pastel mama”.

¿Cómo le enseñamos a un niño hipoacusico, a utilizar los artículos, a conjugar verbos, a usar las preposiciones?
La logogenia es un modelo que da la información lingüística a través de la lectura, para que el niño hipoacúsico logre activar el proceso de adquisición del lenguaje y desarrolle, en este caso, el español.

Se puede ver que los niños con pérdida auditiva profunda, presentan muchos problemas en todas las áreas de lenguaje, conductual como social. Ha estado apartado del lenguaje desde que nació, de manera que no ha tenido la oportunidad de integrar las escenas que la misma lengua le ofrece, como cualquier niño normo-oyente.
La intervención en Logogenia va a estimular las conexiones necesarias al darle el input que requiere para desarrollar el lenguaje, que de forma natural, no pudo obtener y con ello, su inmersión a la lengua.

Pero, ¿Qué pasa con el Lenguaje Manual?

Se ha demostrado que los niños que se comunican con lengua de señas, tienen mucha más organización y estructuración del lenguaje que los niños oralizados, pero al no compartir la misma lengua con la sociedad en general, crea una barrera para comunicarse con el exterior.

Entonces, ¿cuál es la mejor metodología para trabajar con las personas hipoacúsicas?, ¿es malo oralizar a los niños con pérdida auditiva?, ¿todos los niños hipoacúsicos deben aprender lenguaje manual? Todas las metodologías funcionan, pero no todas les funcionan equitativamente a todos los niños; es importante saber cuándo y para qué vamos a utilizar un método en especial.

Los padres deben ser asesorados por un especialista para determinar las alternativas, revisar diferentes métodos e investigar; no aferrarse a alguna en especial, ya que para un niño puede ser necesario manejar el lenguaje manual, además de ser oralizado y tener sesiones de logogenia.

*Olivia Sahagún Franco, Lic. Comunicación Humana
Centro de Rehabilitación Infantil Teletón Guanajuato Compartir esta nota:
Av. Gustavo Baz No. 219 - Col. San Pedro Barrientos C.P. 54010. Tlalnepantla, Estado de México. Tel. 5321 2223 Teleton México © 2015 | Políticas de Privacidad
Powered by Códice